AZ life > Servicios > Ahorro

Ahorro - Inversión

¿POR QUÉ INVERTIR?

Desde el punto de vista financiero, una persona no es diferente a una empresa. Esto significa que todo individuo tiene activos (casa, auto, ropa, computadora, acciones) y tiene pasivos (tarjetas de crédito, préstamo hipotecario, crédito vehicular). Para determinar el patrimonio o riqueza de una persona o empresa, debemos restar los pasivos de los activos. Si nuestros pasivos son menores que nuestros activos, nuestra riqueza es positiva, caso contrario, tendremos problemas financieros. El siguiente paso es comprender que, al igual que toda empresa, una persona también tiene objetivos que desea cumplir en el futuro y para poder alcanzarlos requiere de cierto monto de dinero.

¿CUÁLES SON NUESTROS OBJETIVOS Y NECESIDADES?

1 · Objetivos de corto plazo, en su mayoría son necesidades que se pueden cubrir con nuestros ingresos corrientes.
2 · Objetivos de mediano plazo (entre 1 y 10 años), por ejemplo la educación de nuestros hijos (colegio, universidad), la compra de bienes (casa, auto), viajes, entre otros.
3 · Objetivos de largo plazo (más de 10 años), como la independencia financiera (retiro anticipado, negocio propio) y los planes de jubilación.

En los puntos 2 y 3 el concepto de “inversión personal” toma mayor relevancia. En ellos cada individuo deberá planificar con la debida anticipación la fuente de riqueza (recursos) que le permitirá alcanzar sus objetivos (necesidades). Es decir, es a través de las inversiones, las cuales forman parte de nuestros activos, que uno logra incrementar su riqueza para atender las necesidades futuras, permitiéndonos rentabilidad en el tiempo. Para determinar la capacidad de ahorro de una persona se deben proyectar los ingresos y gastos en el futuro, a partir de este cálculo se podrá iniciar el proceso de inversión para hacer crecer la riqueza y alcanzar los objetivos personales. El ahorro debe ser periódico (por pequeño que sea), ya que el interés compuesto hace que el mismo signifique una gran diferencia en el futuro, pues gana interés sobre interés. Cuanto más joven uno empieza el proceso ahorro-inversión mayores serán los objetivos que puedan satisfacerse en el futuro. Si no hay inversión, sea por miedo o algún otro factor, lo más probable es que no se logren alcanzar las metas propuestas. Las inversiones siempre tienen un objetivo o propósito personal (necesidad) a partir del cual se diseña una estrategia acorde al perfil de cada persona. Esto es invertir profesionalmente.

Alsina 35 - Piso 4 - Bahía Blanca | Tel.: 0291-454-4929 | info@azlife.com.ar Powered by Proyección 2019 ©